El secreto del éxito de Tuenti

El secreto del éxito de Tuenti

Tuenti se ha convertido, en poco tiempo, en la Red Social más importante de España. Genera más tráfico y tiene mas popularidad que Facebook dentro de nuestras fronteras. Ha tenido éxito donde otros muchos han fracasado, pero, ¿por qué?.

A finales del 2006 nace Tuenti -Tu Entidad- de la mano de Zaryn Detzel, quién tiempo atrás había tenido la idea de crear una Red Social exclusiva para universitarios. El proyecto fue financiado gracias a familiares y amigos de los fundadores que aportaron el capital necesario para que la iniciativa se llevase a cabo.

Una Red Social “exclusiva”

En un principio, Tuenti era solo accesible para estudiantes universitario y sólo se podía acceder a través de una invitación otorgada por un miembro. Debido a su gran éxito, tiempo después, permitieron la entrada a más usuarios pero manteniendo la necesidad de ser invitado por un usuario de Tuenti. A día de hoy este “filtro” se mantiene a pesar de ser prácticamente innecesario.

En sus inicios Facebook también era exclusivo, en este caso para los alumnos de la Universidad de Harvard. Todo aquel que desease registrarse debía ser poseedor de una cuenta de correo del tipo @harvard.edu, demostrando que pertenecía a la universidad anteriormente citada. Algo parecido ha pasado con Tuenti aunque, en su caso, tenía cabida todo universitario, sin importar su facultad.

Gran parte del éxito que ha tenido Tuenti viene de esa “exclusividad”, creando una necesidad entre la gente, de ver que hay detrás de ese formulario de identificación. Ahora esa “exclusividad” ya no es tal, todo el mundo conoce a alguien que puede invitarle a entrar. La duda ahora es saber cuñando dejará de existir esa restricción que, como ya he dicho, creo totalmente innecesaria.

Su inevitable parecido a Facebook

Cuando se habla de Tuenti es imposible no referirse en algún momento a Facebook. Nacieron de la misma forma, con el mismo fin y estéticamente se parecen.

De todo esto se habló largo y tendido en su momento, cuando muchos describían a Tuenti como la “copia española de Facebook”, pero lo cierto es que Tuenti se ha hecho un nombre y ha ganado miles de adeptos que antes no lo eran tanto.

Quizás el principal error de Tuenti fue el no hacer su sitio mas internacional y centrarse solo en el territorio español, algo que frenó en seco su crecimiento y expansión. Darse a conocer poco a poco a otros países hubiese sido el movimiento lógico, pero ellos no lo vieron así o simplemente no les interesaba ese cambio. A Facebook le salió bien, ¿por qué a ellos no?, quizás alguien les aconsejó mal o simplemente no supieron ver lo que tenían entre sus manos.

2008, el año de Tuenti

El 2008 sería el año en que Tuenti se diese a conocer definitivamente, los números lo dicen todo, 600.000€ de facturación durante ese ejercicio.

Su aumento de popularidad les llevó a ser una de las páginas mas visitadas en España, lo que provocaba que la web estuviese caída con frecuencia. Esto hizo a la empresa centrar sus esfuerzos en mejorar el sistema de sus servidores, al ver que estos no eran capaces de aguantar la que se les venía encima.

A principios de 2010 renovó su viejo diseño, haciéndolo mas acorde a las tendencias actuales y dando un gran salto de calidad frente a su único competidor, Facebook. Durante todo este año siguieron mejorando y añadiendo nuevas funcionalidades: chat, sms, páginas y sobre todo, videollamadas, algo que ni el mismísimo Facebook tiene.

Actualmente Tuenti tiene más de ocho millones de usuarios activos en toda España, la inmensa mayoría de ellos son universitarios y escolares. Cada mes se crean alrededor de 8.000 nuevas cuentas y cada usuario dedica al sitio unas dos horas por sesión.

Buen ambiente de trabajo

Es un secreto a voces que en las oficinas de Tuenti impera un buen ambiente de trabajo. El modelo que Google utilizó también funciona en España. Salas de juegos donde los trabajadores pueden descansar y desahogarse de su carga de trabajo a través de video-consolas, futbolines o mesas de ping-pong. Una cocina en la cual puedes desayunar o comer algo en cualquier momento.

Un claro ejemplo a seguir que no hace a los trabajadores más “vagos” sino más productivos.

Controversia tras la censura de la palabra “Facebook”

Hace unas semanas ocurrió algo inesperado, empezaban a circular por internet imágenes en las que se veía claramente que Tuenti había censurado la palabra “Facebook” de su sistema. Impidiéndonos escribirla en nuestro estado, en un comentario, crear un evento o incluso al enviar un mensaje privado. Todo esto generó una polémica que se acrecentó a medida que fue apareciendo en Twitter. Tan solo unas horas después los chicos de Tuenti daban marcha atrás y volvían a permitir el uso de la “palabra prohibida”.

A día de hoy no sé si todo esto ha sido un movimiento estratégico para generar mas eco de su Red Social o si realmente han querido bloquear esa palabra por el motivo que sea. Sea cual sea la razón, han obrado mal, han dado la impresión de ser una empresa pequeña que tiene envidia a su hermana mayor.

El gran error de Tuenti

En la actualidad Tuenti pertenece a Telefónica, quien controla el 85% de la empresa por un valor aproximado de 70 millones de euros. Para mi ha sido el mayor error que ha cometido Tuenti. Desconozco si la única razón ha sido el dinero, pero no era el momento de vender una Red Social en pleno auge que podría haber tenido algo que decir en Internet por si sola.

Habría que estar en el pellejo de esta gente cuando te viene una empresa tan grande como Telefónica y te pone tanto dinero encima de la mesa. Aún así sigo pensando que si no se hubiesen precipitado tanto su valor hubiese aumentado con el paso del tiempo. Tampoco entiendo por qué han vendido la parte mayoritaria de la empresa, perdiendo el control sobre la misma. Como ya he dicho, desconozco los motivos por los que han dado este paso.

Renegando de Tuenti

No todo el mundo está en Tuenti, es algo obvio, cada uno tiene sus motivos. Personalmente lo primero que no me gustó del Tuenti antiguo fue su diseño, no me parecía que estuviese a la altura de la gran Red Social en que se había convertido. Llevaba cerca de un año usando Facebook y me había acostumbrado a él, supongo que eso me llevo a dejar mi cuenta de Tuenti prácticamente en desuso.

En un principio me pareció algo muy parecido a Facebook, cosa muy respetable pero que a mi no me interesaba en ese momento. Si ya tenía Facebook ¿para que necesitaba algo parecido?. De por sí ya me daba pereza entrar en Facebook, como para tener que preocuparme de tener actualizada otra Red Social más. La única utilidad que Tuenti tenía para mi era la de ver fotografías de gente que conocía -o ni eso-, casi siempre de sus fiestas o salidas nocturnas. Reconozco que esto me hacía pasar un buen rato.

Otro motivo de molestia eran todos los niños -y no tan niños- que llegaban día a día Tuenti a bombandearnos con sus frases estúpidas -usando ASCII, mayúsculas y minúsculas al más puro estilo fotolog- sus collages, sus “Tuenti fotos” sobaqueras delante del espejo del baño o sus intentos por ligar con los/as de su especie. En Facebook también existen especímenes de este tipo pero, por suerte, no tengo el placer de conocerlos ni de poder ver sus perfiles.

Pero, sobre todo, lo que más me molestaba de Tuenti era la cantidad de usuarios falsos que había y que continuamente te invitaban a ser sus amigos. Un control mas exhaustivo sobre estas cuentas habría mejorado el ecosistema de Tuenti, impidiendo que gente como yo deshabilitase su cuenta o, simplemente, dejase de visitar la página.

A día de hoy no utilizo el antiguo Tuenti -deshabilité mi cuenta hace tiempo- pero reconozco el esfuerzo y el trabajo del equipo de Tuenti por mejorar su Red Social. Han hecho muchísimo y han creado algo grande, tan grande que ha sido capaz de comerse un “Pez Grande” como es Facebook, al menos en España.

P.D. Escribí este artículo allá por 2010, dejarme por los comentarios si os gustaría que lo pusiera al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *